12 septiembre 2011

Lo de Cheers a la española también es telebasura...

Escrito por | El 12 septiembre 2011 | 0 comentarios
Lo de la versión española de Cheers es para que más de uno se lo haga mirar, la cosa ya pintaba mal, se ponía peor al escuchar la cabecera cantada por Dani Martin y los primeros minutos ya se convirtieron en algo de vergüenza ajena.

Eso si, Cheers consiguió que pasásemos un buen rato poniéndola a parir por Twitter y Facebook, incluso dio pie al TT #SpainRemakes. Sin duda lo más divertido que ofreció este lamentable remake.

Después de leer bastante comentarios, los únicos medianamente contentos que habrá después del estreno serán los aficionados de Cadiz. No se si os disteis cuenta pero Nico (Alberto San juan), el propietario de Cheers había jugado en ese equipo (Modo Ironía Off).

Bueno continuemos con lo peor, que es todo lo demás. Como paso con Las Chicas de Oro han cogido los guiones originales y han calcado las tramas. Recuerdo como si fuese ayer ese capitulo en el que se hacen los tatuajes y Norm lleva "Amo el servicio postal de los Estados Unidos" y me entran ganas de llorar viendo lo que han perpetrado.

Y hablando de Norm o Blas (Pepon Nieto) en el #SpainRemakes, sus entradas eran míticas con ese Noooooooormmm que decían todos al unisono y que era el punto de partida a las tramas más divertidas. Ahora dicen Blaaaaasss y es realmente patético. Por no hablar del personaje interpretado por Joan Pera, un buen actor que no sabe donde se ha metido. Pone el punto más melodramático a la serie, pero es que cada vez que pronunciaba Cheers dentro de esas frases tan cursis y con ese tono de voz me daban ganas de meter la cabeza dentro del horno...es eléctrico.


Lo de Resines (El Frasier español),  bueno, todos sabíamos como iba a ser. Los mismo gestos de siempre, la misma forma de actuar, de hablar, vaya ninguna sorpresa. Pone su piloto automático en modo comedia y ale a decir las frases.

Las risas enlatadas normalmente acompañan a un gag o situación cómica, aquí parece que están puestas al azar. Casi hubiese sido mejor poner llantos de amargura. Lo del decorado también es digno de mención, me imagino visitando dentro de cien años un parque temático y encontrarme con el decorado de Cheers y ver que es tan falso como los salones del oeste que hay en Port Aventura.



Para acabar apuntar que la serie es un desastre de arriba a abajo, todo falla y aunque las audiencias no están nada mal para el bodrio que es, mucho tendría que cambiar para que la volviese a ver, lo primero el nombre. Y lo peor es que leí hace tiempo, que cuando las cadenas compran los derechos de las series americanas, en algunos casos, compran la opción para poder hacer un remake. Así que rezad todo lo que sepáis para que ninguna mente preclara de alguna cadena empiece a hacer cosas raras con nuestras series favoritas.

Fotos y Vídeo sacados de Telecinco.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada