08 agosto 2011

Primer contacto con The Hour. Periodismo y conspiraciones políticas en la Inglaterra de los años cincuenta.

Escrito por | El 08 agosto 2011 | 0 comentarios
Que The Hour fuese comparada insistentemente cómo la Mad Men británica, he de decir que me hechó un poco para atrás, pero una vez la empiezas a ver te das cuenta que las similitudes con la serie americana son pocas. Gracias a dios...

La miniserie de la BBC se mueve más por esas historias de las películas de cine negro americano y series de suspense (State Of Play, El Hombre Que Sabia Demasiado, esta ultima aparece en la serie o incluso a LA Confidecial) con conspiraciones políticas donde los protagonistas se ven empujados irremediablemente a investigar poniendo en peligro sus vidas y más en este caso, que como en el de la miniserie State Of Play o la reciente trilogía Millenium  también está protagonizada por periodistas.

Y es que The Hour es una serie de periodistas, que a través de las tramas pretende mostrarnos la Inglaterra de finales de los años 50 y en esto si se parece a Mad Men. Utiliza el periodismo para mostrar los cambios políticos, culturales y sociales de esa época encarnandolos en el trío protagonista. Bel Rowley (Romola Garai) una joven periodista que será la productora del nuevo y revolucionario programa de la BBC, algo poco común en esa época. Freddie Lyon (Ben Wishaw), amigo y mano derecha de Bel Rowley, de ideas poco conservadoras, un ambicioso periodistas con alma de investigador, que empieza a destapar la conspiración, no en vano sus referencias a James Bond son constantes. Y Hector Madden (Dominic West), la cara del noticiario, enchufado en el puesto por su familia política y que pese a ser de buena familia detesta todo el mundo que le rodea.


Junto a los protagonistas, la serie muestra un grupo de interesantes personajes que al igual que ha hecho con los protagonistas espero que nos cuenten más sobre su pasado. Principalmente los de Angus McCain, el espía del gobierno en el canal. Lix Storm, la encargada de la sección internacional. Y Thomas Kish, un enigmático personaje del que todavía no se que pensar.


Con The Hour nos encontramos con una serie de periodistas sobre un programa que pretende relanzar el periodismo televisivo al compás de los nuevos tiempos que corren en una Inglaterra, que parece no estar preparada para estos cambios que se avecinan. Aderezado todo con una buena conspiración política y un triangulo amoroso entre los protagonistas. Y como no podía ser de otra manera, tratándose de la BBC y de una serie de época el vestuario, la ambientación, los decorados, las cámaras y todo lo que sale en la serie esta cuidado al detalle, usando para ello todo el atrezzo y decorados que se utilizaron en el Discurso Del Rey.


Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada