26 septiembre 2011

Downton Abbey regresa en muy buena forma. Primer contacto con la segunda temporada.

Escrito por | El 26 septiembre 2011 | 0 comentarios
La nueva temporada de Downton Abbey ha regresado con la misma fuerza con la que se fue. Esta segunda temporada igual que paso en el principio de la anterior se presenta a partir de un hecho histórico que agitara la vida de todos los habitantes. Y si en aquella ocasión era el hundimiento del Titanic, en esta es el inicio de la Primera Guerra Mundial, la que dará pie a la mayoría de las tramas.


Las historias que van sucediendo apoyándose en la guerra hacen que la serie sea aún más realista tratando temas universales sobre la guerra o tocando de pasada algunos temas que fueron noticias de la época. Por ejemplo la falsificación de informes médicos por parte de la aristocracia para que sus sirvientes no fuesen al frente, las aristócratas ofreciéndose voluntarias en los hospitales, las fiestas benéficas o la historia de las plumas de gallina que se daban a los jóvenes que no se alistaban como señal de cobardía. Y todo ello sin excederse demasiado en las escenas bélicas, que unicamente sirven para profundizar en las tramas y en el aspecto histórico de la serie.


Así que Downton Abbey no es simplemente una serie, también es un relato histórico sobre los hechos y costumbres de aquella época. Introduciendo en las tramas los avances tecnológicos de la época (La electricidad en las casas) y sobre todo los avances sociales y más concretamente los de las mujeres reflejados en los personajes. En esto sigue el mismo camino que la primera temporada y sin duda que es uno de sus éxitos.


En cuanto a las nuevas tramas que hemos podido ver en este primer capitulo hay varias que se presenta muy interesantes y que seguro darán mucho juego. La del señor Bates (Brendan Coyle) obligado a abandonar la casa por la arpía de su mujer Vera (Mary Doyle Kennedy), amenazándolo con hundir a la familia Crawley con la historia del embajador Turco. Y la de una O'Brien (Siobhan Finneran) y sus tejemanejes, que si bien parecen algo apagados en este primer capitulo, con el regreso de Thomas (Rob James-Collier) a la casa desde el frente seguro que se reavivan y más cuando parece que todos los que les hacían frente se están yendo.




Luego esta la sempiterna historia de amor/odio, esta vez con prometida de por medio, entre Matthew Crawley (Dan Stevens) y Lady Mary (Michelle Dockery). Las envidias de Lady Edith (Laura Carmichael). La siempre independiente Lady Sybil, que se va voluntaria a un hospital militar. Y Lord Grantham (Hugo Bonneville) ofreciéndose voluntario sin éxito para ir a la guerra (Uno están locos por ir y otros por volver). Tramas estas, que aunque pueden resultar interesantes no tienen tanto nivel como las anteriores.


En definitiva que la segunda temporada ha comenzado con un gran capitulo, con un gran ritmo, mostrando las principales tramas desde un principio y sin dar un segundo de respiro al espectador. Además vemos que pese a lo trágica que se presenta esta temporada; el humor, la bromas y las puyas de la gran Maggie Smith siguen presentes y todo, por supuesto, con el mismo cuidado visual que la anterior temporada. Un ejemplo de estreno de temporada.


La podremos volver a disfrutar en Antena 3, que tras su éxito de emisión con la primera temporada, ha comprado los derechos de la segunda temporada al canal ITV. Todo un acierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada