27 agosto 2011

Blue Bloods se encamina más hacia el procedimental tras finalizar su primera temporada.

Escrito por | El 27 agosto 2011 | 0 comentarios
Ya hable hace un tiempo de Blue Bloods, la serie que nos narraba la vida de la familia Reagan. Una familia donde todos sus miembros a excepción de la hija (Fiscal) son o han sido policías en la ciudad de Nueva York. La serie caminaba entre un procedimental policíaco típico de la cadena CBS y un drama familiar. Bajo mi punto de vista las tramas policiales de la serie unicamente servían como excusa para reavivar la parte del drama familiar. Además esta parte dramática incluía la trama del hermano asesinado (También policía) por una hermandad de policías corruptos (El Templario Azul). Una trama que flotaba por algunos capítulos más que por otros y que para mi era bastante interesante.

Bien, el otro día viendo el final de la primera temporada me quedé alucinando y no porque tuviese una locura de final de temporada. Liquidaban la trama de los policías corruptos de un plumazo, sin apenas inmutarse y se quedaban tan tranquilos. Así que la trama más interesante de la serie, que ha ido apareciendo a cuentagotas durante toda la temporada la acababan de una forma precipitada y facilona en los dos últimos capítulos. No lo entendía, así que me puse a buscar dos minutos y leí que la cadena había prescindido de los anteriores responsables de la serie y había contratado a un nuevo productor ejecutivo, Ed Zuckerman (Ley y Orden, Jag, The Whole Truth). Ya empezaban a encajar las piezas, liquidamos esta trama y empezamos la segunda temporada encaminándonos más hacia el procedimental. Trabajo policial, trabajo judicial, un puntito de política por parte del personaje de Tom Selleck y drama familiar.


El cambio no me parece una mala idea, si la forma de hacerlo, los casos policiales eran el punto flojo de esta serie. Espero que con tanto procedimental no olviden las tramas familiares, al fin y al cabo son las que hacen diferente a esta serie del resto de los dramas de la cadena (Sin contar la gran The Good Wife, claro). Solo como policial deja mucho que desear. Los guionistas tendrán una difícil labor para mejorar las tramas policiales de cada capitulo, sin que estas dejen a un lado lo familiar de la serie, pero que a la vez sean lo suficientemente interesantes para una serie que definitivamente será más procedimental que otra cosa. Veremos como afectan estos cambios a los personajes, en especial al que lleva el peso policial de la serie, el interpretado por Donnie Wahlberg (Danny Reagan).


La segunda temporada se estrena el 23 de Septiembre en Estados Unidos. La serie en su primera temporada tuvo unos datos de audiencia respetables para emitirse un viernes. Además fue uno de los estrenos de la temporada que más beneficios dio por su venta a la CBS. .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada