22 junio 2011

Primer contacto con Falling Skies. El verano empieza algo frío (Contiene Spoilers).

Escrito por | El 22 junio 2011 | 0 comentarios
Falling Skies es una serie sobre la supervivencia. La tierra ha sido derrotada por los invasores y de momento poco hay que se pueda hacer, solo sobrevivir haciendo pequeñas incursiones para conseguir comida y municiones y esconderse a la espera de que algún día, alguien encuentre una forma de vencer a un poderoso enemigo. Un invasor del que nada saben, difícil de matar y que prefiere esclavizar a los humanos capturados implantandoles un bicho en la espalda antes que matarlos. Esto es lo que nos muestran los dos primeros capítulos, una forma diferente de empezar una serie sobre una invasión, sin mostrarnos nada de ella y por ahí continua la serie, de momento solo conocemos a los Mechs y a los Skitters (Imagenes de abajo), los principales enemigos con los que tendrán que lidiar los protagonistas de Falling Skies.





Esta es una premisa muy interesante de la serie ya que no nos muestran a la resistencia como héroes, solo como supervivientes. Una resistencia formada en su mayor parte por gente de a pie y algunos chavales que de no ser por la invasión aún estarían en el colegio, mal instruida, mal equipada. Un ejemplo de ello es el protagonista interpretado por Noah Wyle (Urgencias) que pese a saber que uno de sus hijos esta esclavizado por los extraterrestres y saber donde esta prefiere mantener a salvo a sus otros dos hijos y a el resto de civiles que hacerse el héroe rescatándolo.



Todo el que pueda levantar un arma y disparar es valido para entrar en la segunda de Massachusetts, así se llama el grupo de la resistencia que nos muestra la serie, formado por civiles y militares. Cómo los ejércitos rebeldes de la guerra de la independencia estadounidense y es que en estos dos primeros capítulos se nota mucho la mano de su creador, Robert Rodat guionista de El Patriota y de Hermanos de Sangre, con bastante argot militar y continuas referencias del personaje de Noah Wyle (Profesor de Historia) a guerras de la antigüedad donde cómo en está, las fuerzas contrarias eran muy superiores en todo.



A parte de la clara huella dejada por Robert Rodat en lo militar también podemos encontrar algunas referencias que hacen que la serie se parezca más a Battlestar Galáctica, Mad Max o The Walking Dead que a serie que por la sinopsis podrían parece más próximas a está, V, Independence Day. Por ejemplo en la obsesión de los militares, encarnados en el personaje de Will Patton, con el estorbo que representan los civiles liderados por Moon Bloodgood y el de Noah Wyle en medio de los dos, algo que pudimos ver en Battlestar (Adama-Rosling-Lee Adama) o el grupo de "Outsiders" que secuestra a los protagonistas cuando inspeccionan un arsenal en el segundo capitulo, digno de Mad Max y películas posapocalípticas.



Falling Skies sigue la senda de otras series de ciencia ficción de éxito, dejando a un lado parte de la acción que se le supone para poder explorar mejor las relaciones entre los integrantes de la resistencia y los dramas familiares. Y cuando hay una mayor acción igual que pasaba en las series que he nombrado antes, está es entre los propios humanos. He de reconocer que me esperaba otra cosa más espectacular, a su favor diré que estos dos primeros capítulos tienen un buen ritmo y me han dejado con cierto suspense por saber más sobre todo lo relacionado con los invasores y el porque esclavizan a los humanos. Y quizás sea este el camino que vaya a seguir la serie, mezclando esta trama de ciencia ficción y suspense con las típicas tramas familiares de toda producción de Spielberg y los problemas entre los propios miembros de la resistencia.




TNT España, estrena la serie el próximo día 24 de Junio, menos de una semana después de su estreno en Estados Unidos. Lo dicho, si esperáis la espectacularidad de Independence Day puede que os decepcione, ya que sigue los pasos de muchas de las series de ciencia ficción que podemos ver ahora, centrándose más en la historia que en la espectacularidad con la que se cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada