11 abril 2011

Mad Men y House: Pueden acabar muriendo de éxito dos de las mejores series de los últimos años?

Escrito por | El 11 abril 2011 | 0 comentarios
Parece que últimamente andan revueltas las series americanas. Al despido de Charlie Sheen de Dos Hombres y medio (todavía no sabemos si continuara la serie con otro actor, si se volverá a contratar a Sheen previo paso por Rehab, o si se cancelara la serie definitivamente). Se unen ahora problemas con otras dos de las series que más éxito están teniendo desde hace años en las televisiones americanas. Mad Men y House.

Los problemas con Mad Men vienen dados por una lucha entre la cadena AMC y el productor ejecutivo de la serie Matthew Weiner. Los problemas con Mad Men, que de momento parecen solucionados. Empezaron con la exigencia de la cadena para que los capítulos durasen dos minutos menos, e insertar así otro corte publicitario, como respuesta a la subida de precio de cada capitulo por parte de la productora de la serie.

Tras las conversaciones se acordó que se harán los capítulos de 49 minutos como venia siendo habitual, pero que a la hora de emitirse por la AMC estos duraran solo 47 minutos. Recortando esos dos minutos, que luego aparecerán en la versión DVD de la serie. Con lo que tanto la cadena como el estudio encargado de la producción saldrán ganando, unos por las ganancias televisivas y otros por las ganancias de ventas en DVD. Como siempre perdemos nosotros.

Después de este primer punto de confrontación se paso al siguiente. La AMC quería que los creadores incluyeran cierta publicidad que tenían contratada en la serie. Por ejemplo la marca de tabaco que consumen, las bebidas etc... . Nuevamente Weiner se negó en redondo, no quería que su serie se convirtiera en una sucesión de spots publicitarios como ocurre en otras series (especialmente aquí en España). De nuevo se llego a una cuerdo beneficioso para ambas partes.

Quizás el problema, que más atañe al espectador es el que se refiere al lanzamiento de la Quinta temporada y la renovación de esta por más temporadas con AMC. La cadena pretende que la quinta temporada se estrene en primavera de 2012 ya que tiene las espaldas cubiertas con sus dos otras series de éxito, Breaking Bad y The Walking Dead y la más que prometedora The Killing. La AMC pretende estrenar la quinta temporada de Mad Men cuando las temporadas de estas series hayan terminado. Weiner por contra no quiere que pase tanto tiempo entre el final de la cuarta y el principio de la quinta. Veremos como acaba, aunque parece que ya esta confirmado que su estreno se producirá dentro de los planes de la cadena.

Para acabar, esta el problema de las temporadas. Weiner ya ha dicho que la serie acabará en su séptima temporada. El contrato de AMC con Mad Men expiraba este año, por lo que la cadena ha entrado en negociaciones con el estudio para prorrogar ese contrato para el resto de temporadas. Este parece el menor de los problemas ya que viendo el éxito que esta teniendo la serie, la cadena debe renovar el contrato, no sea que se la lleve otra cadena.

Lo de House va por caminos paralelos a los de Mad Men. Es una de las series con mayor audiencia, pero a la hora de renovar el contrato con las cadena de emisión parece que todos quieren sacar la mayor tajado posible dejando a un lado el daño que pueden hacer a la propia serie.

Aunque no se duda de la continuidad de la serie, si se duda de donde, cuando y quienes van a participar en la octava temporada. El principal problema es que FOX, cadena que emite la serie, y NBC Universal, estudio que la produce no han llegado a un acuerdo económico para la producción de nuevos episodios. El contrato termina el 15 de abril, por lo que a partir de esa fecha termina la exclusividad de FOX para emitir la serie y la NBC Universal estaría pensando, si no se resuelven las negociaciones, en emitir ella misma la serie por su canal NBC o venderla a cualquier otro canal. La NBC ha estado perdiendo audiencia por lo que no seria descabellado pensar que se quede con la serie.

Esta incertidumbre va más allá y afecta directamente al reparto de la octava temporada. De momento solo Hugh Lauire (House) y Olivia Wilde (13) han firmado sus contratos para la nueva temporada. El resto no los ha empezado siquiera a negociar. Incluso Robert Sean Leonard (WIlson) podría dejar la serie. Todos esto problemas acabaran retrasando su fecha de estreno, como pasa con Mad Men.

En fin que todos quieren estrujar el producto sin preocuparse de nosotros, los espectadores. Deberían tener cuidado, porque los continuos retrasos, cambios en el reparto y todo este tipo de situaciones acaban aburriendo a la audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada