10 diciembre 2011

The Walking Dead 2ª Temporada: Un inicio horripilante para un gran final de mitad de temporada.

Escrito por | El 10 diciembre 2011 | 0 comentarios
The Walking Dead no es una serie que tenga un gran ritmo, un terror al uso o una atmósfera asfixiante típica de las películas de Zombies. Por contra los personajes son su principal virtud, su historia, sus miedos, sus secretos y todo lo que serían capaces de hacer por salvar el pellejo. Y con esto juega la serie más que nunca, con la psicología.

La segunda temporada sigue sin tener un gran ritmo, incluso diría que ha bajado con respecto a la primera dejando momentos de autentico aburrimiento, sobre todo en los primeros capítulos. Salvándose unicamente por los grandes finales de episodios que esta teniendo la segunda temporada.


Por contra esa psicología en los personajes de la que hablaba antes es lo que está haciendo que la temporada merezca la pena. Y ahí los personajes de Shane (Jon Bernthal) y Daryl (Norman Reedus) se están convirtiendo en los verdaderos protagonistas de la serie. Sin olvidar a Scott Wilson (Hershel Green), el nuevo personaje propietario de la granja donde acaban los protagonistas.


No quiero desvelar excesivos Spoilers pero estos tres personajes, sus comportamientos, secretos y las decisiones que toman hacen que merezca la pena ver esta segunda temporada. Lo acojonante de la serie es que pese a que las principales tramas que nos muestran; El accidente del hijo de Rick (Andrew Lincoln) y la búsqueda de la hija Carol (Melissa Suzanne McBride), aburren sobremanera en su desarrollo, la forma de finalizarlas es magistral y abren un abanico de nuevas tramas que prometen y mucho.


Veremos como continua la temporada, pero de momento me está gustando y eso que los problemas que tuvo la serie con el despido de los guionistas y el posterior de Frank Darabont como productor ejecutivo no auguraba nada bueno. Y precisamente no se si será por eso que los primeros capitulo son de un perfil tan bajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada